4.3. Seguridad Social

La Constitución española garantiza que todos los ciudadanos reciban una asistencia y prestaciones sociales en caso de necesidad. La Seguridad Social es la herramienta que garantiza la asistencia para todos los ciudadanos y familiares.

Mediante las aportaciones de los trabajadores a la Seguridad Social, por realizar una actividad profesional, el Estado garantiza a los mismos y a los familiares o asimilados que tuvieran a su cargo, la protección adecuada en las contingencias y situaciones definidas legalmente y que se tratan en los siguientes apartados. A efectos de recibir estas prestaciones sociales, son sujetos protegidos del Sistema de la Seguridad Social los españoles que residan en España y los extranjeros que residan o se encuentren legalmente en España, cualquiera que sea su sexo, estado civil y profesión,  siempre que, en ambos supuestos, ejerzan su actividad en territorio nacional.

4.3.1. El Régimen General y la Cotización a la Seguridad Social

Sede del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria, INIA. Organismo Público de Investigación

Sede del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria, INIA. Organismo Público de Investigación

Para poder optar a las prestaciones sociales detalladas en este apartado de la Guía, es necesario estar incluido en el Régimen General de la Seguridad Social. Éste constituye el núcleo central del Sistema e integra, básicamente, a los trabajadores por cuenta ajena en cualquiera de las ramas de la actividad económica (o trabajadores asimilados a ellos), mayores de 16 años, cualquiera que sea su sexo, estado civil y profesión, bien sean eventuales, de temporada o fijos, aun de trabajo discontinuo, e incluidos los trabajadores a domicilio, sea cual fuere su categoría y la forma y cuantía de la remuneración que perciban, y la naturaleza común o especial de su relación laboral.

En seguridad social, se denomina cotización a las cuotas que los trabajadores y empleadores deben ingresar al Estado en concepto de aportación. La Ley General de la Seguridad Social establece que los sujetos obligados a cotizar al Régimen General son los trabajadores y los empresarios por cuya cuenta trabajen, en virtud del principio que les responsabiliza de las contingencias que puedan sobrevenir a las personas que prestan servicios para ellos.

A pesar de estar sometidos a la obligación de cotizar tanto trabajadores como empleadores, son estos últimos los sujetos responsables del cumplimiento de la obligación de cotizar e ingresar las aportaciones propias y las de los trabajadores en su totalidad. Para ello, el empleador descontará a los trabajadores, en el momento de hacer efectivas sus retribuciones, la aportación que corresponda a cada uno de ellos y no podrá realizar el descuento con posterioridad, quedando obligado a ingresar la totalidad de las cuotas a su exclusivo cargo.

En cuanto al importe de la cotización hay dos elementos que lo determinan: la base de cotización y el tipo o porcentaje que debe aplicarse a la misma.

Una constante y consecuencia de ello es que a mayor salario, mayor cuota y mejor pensión, en definitiva a mayor esfuerzo, más retribución en el futuro.

Para más información sobre las bases de cotización y tipos de cotización del Año 2013 del Régimen General de la Seguridad Social, se puede consultar su página Web.

4.3.2. Las diferentes prestaciones

El Instituto Nacional de Seguridad Social es el organismo encargado de reconocer y controlar el derecho a las prestaciones económicas que otorga el Sistema de la Seguridad Social; y también a través suyo se reconoce el derecho a la asistencia sanitaria y a las prestaciones farmacéuticas. El INSS gestiona las pensiones por jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad, en favor de familiares y las prestaciones económicas derivadas de accidentes de trabajo, enfermedades profesionales, así como los subsidios por incapacidad laboral temporal, maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia natural y la prestación por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave, así como las asignaciones económicas por hijo o menor acogido a cargo y pagos por el nacimiento o adopción en supuestos de familias numerosas, monoparentales y en los casos de madres discapacitadas (y por parto o adopción múltiple).

Las prestaciones económicas que otorga la Seguridad Social se clasifican en cuatro clases según la forma de pago y la duración de las mismas:

  • Pensiones, son prestaciones económicas de pago periódico y de duración vitalicia o hasta alcanzar una edad determinada.
  • Subsidios, prestaciones de pago periódico y de duración temporal.
  • Indemnizaciones, prestaciones económicas abonables por una sola vez.
  • Otras prestaciones, como las prestaciones por desempleo y la protección familiar de carácter no económico.

Además de las prestaciones económicas cabría mencionar la asistencia sanitaria, la prestación  farmacéutica y los servicios sociales que, en realidad, son prestaciones en especie pero que tienen una indudable repercusión económica. 

Condiciones de acceso a la pensión de jubilación, modalidad no contributiva

Conditions for accessing non-contributory retirement pensions

Source: Social Security Classroom. Current model and previous. Secretariat of State for Social Security, Madrid, 2012.

4.3.3. Pensiones

La pensión de jubilación es la prestación económica que se reconoce, una vez alcanzada la edad establecida, a quienes cesen o hubiesen cesado, total o parcialmente, en la actividad por la que estaban incluidos en el Sistema de la Seguridad Social y acrediten el período de cotización fijado. Existen diversas modalidades de jubilación:

  • Jubilación ordinaria. Es la que se produce cuando el trabajador cesa totalmente, a causa de la edad, en su actividad laboral y cumple los requisitos generales para el acceso a la pensión.
  • Jubilación parcial. Es la iniciada después del cumplimiento de los 60 años, simultánea con un contrato a tiempo parcial y vinculada o no con un contrato de relevo.

4.3.3.1. PENSIONES CONTRIBUTIVAS DE JUBILACIÓN

Son beneficiarios los trabajadores que reúnan las siguientes condiciones:

  • Que hayan estado afiliados, sujetos protegidos, del Sistema de Seguridad Social y en situación de alta (o no) al causar la pensión.
  • Como regla general, y salvo las excepciones indicadas, se exigirá tener cumplidos 67 años de edad, o 65 años cuando se acrediten 38 años y 6 meses de edad. No obstante, el paso de 65 a 67 años de edad, así como la cotización de 35 años a 38 años y 6 meses se aplicará progresivamente en el periodo comprendido entre los años 2013 y 2027. En el año 2013, la edad exigida es de 65 años y 1 mes si se ha cotizado en toda la vida laboral menos de 35 años y 3 meses.
  • El periodo mínimo de cotización exigido es de 15 años (5.475 días), de los cuales, al menos 2, deben estar comprendidos dentro de los 15 inmediatamente anteriores al momento de causar el derecho; en los supuestos en que se acceda a la pensión de jubilación desde una situación de alta o asimilada, sin obligación de cotizar, el periodo de los 2 años deberá estar comprendido dentro de los 15 años anteriores a la fecha en que cesó la obligación de cotizar.

Si se ha trabajado en más de un Estado miembro de la UE o en países firmantes de acuerdos con la Unión Europea, para poder cumplir con el periodo mínimo de cotización se suman los distintos periodos del seguro de pensión de jubilación. Si ya se tiene derecho a disfrutar de jubilación y se solicita, la jubilación se puede abonar tanto en el país de origen como en España, e incluso fuera de la UE en países firmantes de los acuerdos. Cada organismo asegurador pagará según el tiempo que estuvo asegurado en cada uno. Esta regla también se aplica para el pago de pensiones a los supervivientes.

La institución competente de cada Estado en el que haya trabajado, debe hacer un doble cálculo. Por un lado, calculará la pensión por legislación interna como si solo hubiera trabajado en ese Estado. Y, por otro, hará el cálculo por totalización de los periodos de seguro/residencia cumplidos a lo largo de toda la vida laboral en ese y otros Estados. El interesado tiene derecho a recibir el importe más elevado de los dos.

Si residiendo en España se continúa dado de alta en el seguro del país origen o de otro país miembro, se debe continuar cotizando a dicho seguro. Llegado el momento de percibir la pensión, se puede presentar la solicitud en España en el organismo asegurador competente.

4.3.3.2. PENSIONES NO – CONTRIBUTIVAS DE JUBILACIÓN

Todos los ciudadanos en situación de jubilación, invalidez y que se vean necesitados, tienen derecho a prestaciones económicas, asistencia médico-farmacéutica gratuita y servicios sociales complementarios pese a no haber cotizado a la Seguridad Social o de que las cotizaciones no hayan sido suficientes. Para acceder a la pensión no-contributiva de jubilación es preciso tener 65 años o más, vivir en España y haber residido aquí un mínimo de 10 años. Para poder recibir prestaciones por invalidez (física, psíquica o sensorial) hay que haber cumplido 18 años y tener menos de 65; vivir en España y haber residido en territorio español un mínimo de 5 años, los dos últimos justo antes de solicitar la pensión; estar afectado por una discapacidad (valorada por especialistas) mayor o igual al 65% y carecer de rentas o ingresos suficientes.

Las pensiones no contributivas sólo se perciben en el Estado de residencia y con arreglo a su legislación.

La gestión de estas pensiones no contributivas está atribuida a los órganos competentes de cada Comunidad Autónoma y a las Direcciones provinciales del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) en las ciudades de Ceuta y Melilla. Puede encontrar más información en la página web del IMSERSO.

Jubilacion

Conditions for accessing non-contributory retirement pensions

Source: Social Security Classroom. Current model and previous. Secretariat of State for Social Security, Madrid, 2012

4.3.3.3. PENSIONES DE VIUDEDAD

Los causantes (fallecidos) de este tipo de prestación son los siguientes:

  • Los trabajadores afiliados y en alta o asimilada (incluyendo los perceptores de subsidios), que reúnan un período mínimo de cotización de 500 días dentro de los 5 años inmediatamente anteriores a su fallecimiento, si este es debido a enfermedad común. Si la muerte es debida a accidente o enfermedad profesional, no se exige periodo previo de cotización.
  • Los pensionistas y perceptores de subsidios de incapacidad temporal.
  • Los que, habiendo cesado en el trabajo con derecho a jubilación, fallecen sin haberla solicitado.
  • Los desaparecidos en accidente, en circunstancias que hagan presumible su muerte.
  • Las personas que, en la fecha del fallecimiento, no se encuentren en alta o en situación asimilada a la de alta, siempre que hubiesen reunido un periodo mínimo de cotización de 15 años, a lo largo de su vida laboral.

Los beneficiarios de este tipo de prestación podrán ser:

  • El cónyuge sobreviviente.
  • Los supervivientes separados judicialmente o divorciados del causante.
  • El superviviente cuyo matrimonio hubiese sido declarado nulo.
  • El superviviente de una pareja de hecho.

Para mayor información sobre los requisitos a cumplir y las cuantías del año 2013, se puede consultar la página web de la Seguridad Social.

4.3.3.4. PENSIONES DE ORFANDAD

Para las pensiones de orfandad que no se exige ningún periodo mínimo de cotización del progenitor fallecido. Los beneficiarios de este tipo de prestación podrán ser:

  • Los hijos del fallecido, menores de 21 años o mayores que tengan reducida su capacidad de trabajo en un porcentaje valorado en grado de incapacidad permanente absoluta o gran invalidez, cualquiera que sea la naturaleza legal de su filiación. Bajo ciertas condiciones concretas, la edad se amplía hasta los 25 años.
  • Los hijos del cónyuge sobreviviente aportados al matrimonio, cuando, junto con los requisitos generales, concurran las siguientes condiciones especiales: que el matrimonio se hubiera celebrado dos años antes del fallecimiento, que hubieran convivido a expensas del causante y que no tengan derecho a otra pensión ni familiares con obligación de darles alimentos.

4.3.4. Subsidios

4.3.4.1. Subsidio por Incapacidad Temporal (IT):

Es la situación en la que se encuentra el trabajador cuando está imposibilitado temporalmente para trabajar y precisa asistencia sanitaria de la Seguridad Social. Son beneficiarios los trabajadores afiliados y en alta, que tengan cubierto un periodo mínimo de cotización de 180 días dentro de los 5 años anteriores a la fecha de la baja, cuando esta se deba a enfermedad común. En caso de accidente o enfermedad profesional no se exige periodo previo de cotización.

Las contingencias protegidas son la enfermedad común o profesional, incluidos los periodos de observación por enfermedad profesional (necesarios para diagnosticar la enfermedad) y el accidente, sea o no de trabajo.

La prestación consiste en un subsidio calculado sobre la base de cotización del trabajador correspondiente al mes anterior a la fecha de la baja (base reguladora), aplicando el siguiente porcentaje:

  • 60 %, desde el 4º día al 20º, en enfermedad común o accidente no laboral, y 75%, desde el día 21º en adelante. En estos casos, el empresario abona la prestación al trabajador desde el día cuarto al decimoquinto, ambos inclusive.
  • 75 %, desde el día que nace el derecho, en los casos de accidente de trabajo y enfermedad profesional.

El nacimiento del derecho al subsidio se produce:

  • En caso de enfermedad común o accidente no laboral, desde el 4º día de la fecha de la baja.
  • En caso de accidente de trabajo y enfermedad profesional, desde el día siguiente a la fecha de baja.

La duración del subsidio en caso de accidente y enfermedad, cualquiera que sea su causa, es de 365 días prorrogables por otros 180 días cuando se presuma que durante ellos pueda el trabajador ser dado de alta médica por curación.

4.3.4.2. Subsidio por riesgo durante el embarazo y durante la lactancia natural

Esta prestación tiene como finalidad proteger la salud de la mujer embarazada. De esta forma se da cobertura a los supuestos en que, debiendo la mujer trabajadora cambiar de puesto de trabajo por otro compatible con su estado, porque -de conformidad con la Ley de prevención de riesgos laborales- las condiciones en las que se desarrolla su actividad laboral pueden influir negativamente en su salud o en la del feto / niño, dicho cambio no resulta técnica u objetivamente posible, o no puede razonablemente exigirse por motivos justificados.

La prestación económica de riesgo durante el embarazo consiste en un subsidio del 100% de la base reguladora (base reguladora establecida para la prestación de incapacidad temporal derivada de contingencias profesionales), durante el periodo necesario para la protección de la seguridad o de la salud de la trabajadora gestante y mientras persista la imposibilidad de reincorporarse a su puesto de trabajo anterior o a otro puesto compatible con su estado. En el caso de prestación económica de riesgo durante la lactancia natural, el subsidio del 100% de la base reguladora se  extinguirá en el momento en que el hijo cumpla nueve meses, salvo que la beneficiaria se haya reincorporado con anterioridad a su puesto de trabajo anterior o a otro compatible con su situación.

La gestión y el pago corresponden a la Entidad Gestora, o a la Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social, en función de la entidad con la que la empresa tenga concertada la cobertura de riesgos profesionales.

Son beneficiarias las trabajadoras afiliadas y en alta, sin exigencia de ningún periodo previo de  cotización anterior a la fecha de la suspensión del contrato de trabajo o cese en la actividad, a causa del mencionado riesgo.

4.3.4.3. Subsidio por maternidad

maternidad

En España las mujeres tienen tres derechos básicos garantizados a la hora de ser madres: asistencia sanitaria, baja maternal y ayudas económicas. Se consideran situaciones protegidas la maternidad, la adopción y el acogimiento.

Toda mujer residente en España (independientemente de su nacionalidad), si no cuenta con recursos económicos suficientes, tiene derecho a asistencia médica gratuita durante el embarazo, el parto y el posparto, tanto ella como su hijo.

La duración de los periodos de descanso y de disfrute del subsidio es la siguiente:

  • En el supuesto de parto, dieciséis semanas ininterrumpidas ampliables por parto múltiple en dos semanas más por cada hijo a partir del segundo; el periodo se distribuirá a opción de la interesada siempre que seis semanas sean inmediatamente posteriores al parto.
  • No obstante y sin perjuicio de las seis semanas inmediatas posteriores al parto de descanso obligatorio para la madre, en el caso de que ambos progenitores trabajen, la madre, al iniciarse el periodo de descanso por maternidad, podrá optar por que el padre disfrute de una parte determinada e ininterrumpida del periodo de descanso posterior al parto, bien de forma simultánea o sucesiva con el de la madre.
  • Si la madre trabajadora no reúne el periodo mínimo de cotización requerido percibirá durante 42 días naturales el subsidio de maternidad de naturaleza no contributiva (100% del IPREM). Este periodo de los 42 días se incrementa en 14 días naturales en los casos de nacimiento de hijo en una familia numerosa, o en una familia monoparental, o en los supuestos de parto múltiple, o cuando la madre o el hijo estén afectados de discapacidad en un grado igual o superior al 65%.
  • En los supuestos de adopción y acogimiento de menores de hasta seis años, la duración del subsidio será de dieciséis semanas, ampliables en el caso de adopción o acogimiento múltiple en dos semanas más por cada hijo a partir del segundo. También tendrá una duración de dieciséis semanas el subsidio cuando se trate de menores de edad mayores de 6 años discapacitados o que por sus circunstancias y experiencias personales o que por provenir del extranjero, tengan especiales dificultades de inserción social y familiar debidamente acreditadas por los servicios sociales competentes.
  • En el supuesto de discapacidad del hijo o del menor adoptado o acogido, la percepción del subsidio de maternidad se amplía en dos semanas.
  • Existe la posibilidad de que el periodo de descanso por maternidad, adopción o acogimiento, pueda disfrutarse en régimen de jornada parcial, lo cual determina la compatibilidad del subsidio con una actividad laboral sin que se altere la modalidad contractual (en el caso de parto, la madre no podrá hacer uso de esta modalidad de permiso durante la seis semanas inmediatas posteriores al mismo, que serán de descanso obligatorio).

El periodo mínimo de cotización, que se exige, varía en función de la edad del trabajador:

  • Si el trabajador tiene menos de 21 años de edad en la fecha del parto o en la fecha de la decisión administrativa o judicial de acogimiento o de la resolución por la que se constituye la adopción, no se exigirá periodo mínimo de cotización.
  • Si el trabajador tiene cumplidos 21 y menos de 26 años de edad en la fecha del parto o en la fecha de la decisión administrativa o judicial de acogimiento o de la resolución judicial por la que se constituye la adopción, el período mínimo de cotización exigido será de 90 días cotizados dentro de los siete años inmediatamente anteriores al momento de inicio del descanso. Se considerará cumplido el mencionado requisito si, alternativamente, el trabajador acredita 180 días cotizados a lo largo de su vida laboral, con anterioridad  a esta última fecha.
  • Si el trabajador es mayor de 26 años de edad en la fecha del parto o en la fecha de la decisión administrativa o judicial de acogimiento o de la resolución judicial por la que se constituye la adopción, el período mínimo de cotización exigido será de 180 días dentro de los siete años inmediatamente anteriores al momento de inicio del descanso. Se considerará cumplido el mencionado requisito si, alternativamente, el trabajador acredita 360 días cotizados a lo largo de su vida laboral, con anterioridad a esta última fecha.

En cuanto a los derechos económicos se cobrará un subsidio equivalente al 100% de la base reguladora (siendo la base reguladora la base de cotización del mes anterior al inicio del descanso) y se abona directamente por el INSS a los beneficiarios.

Maternidad

Social Security maternity benefits

Source: Social Security Classroom. Current model and previous. Secretariat of State for Social Security, Madrid, 2012

4.3.4.4. Subsidio por paternidad

Con motivo del nacimiento de un hijo, la adopción o el acogimiento, los trabajadores tienen derecho a un periodo de  suspensión del contrato de trabajo. Y durante dicha suspensión, son beneficiarios del subsidio por paternidad los trabajadores integrados en el Sistema de la Seguridad Social, cualquiera que sea su sexo, que se encuentren afiliados y en alta, y acrediten un periodo mínimo de cotización de 180 días, dentro de los siete años inmediatamente anteriores a la fecha de inicio de la suspensión laboral o, alternativamente, 360 días a lo largo de su vida laboral con anterioridad a la mencionada fecha.

La prestación económica por paternidad consiste en un subsidio del 100 por 100 de la base reguladora (o base de cotización del mes anterior al inicio del descanso), y se abona directamente por el INSS a los beneficiarios, durante un periodo ininterrumpido de trece días, ampliables en el supuesto de parto, adopción o acogimiento múltiples en dos días más por cada hijo a partir del segundo.

La prestación por paternidad tendrá una duración de veinte días a prestación por paternidad tendrá una duración de veinte días cuando el nuevo nacimiento, adopción o acogimiento se produzca en una familia numerosa, cuando la familia adquiera dicha condición con el nuevo nacimiento, adopción o acogimiento o cuando en la familia haya una persona con discapacidad. La duración indicada se ampliará en el supuesto de parto, adopción o acogimiento múltiple en dos días más por cada hijo a partir del segundo, o si uno de ellos es una persona con discapacidad.

En el supuesto de parto, la prestación corresponde en exclusiva al otro progenitor. En los supuestos de adopción o acogimiento, corresponderá solo a uno de los progenitores, a elección de los interesados; no obstante, cuando el subsidio de maternidad sea percibido en su totalidad por uno de los progenitores, el derecho a la prestación por paternidad únicamente corresponderá al otro.

Existe la posibilidad de que el periodo de descanso por paternidad pueda disfrutarse en régimen de jornada completa o en régimen de jornada parcial de un mínimo del 50 por 100, previo acuerdo entre el empresario y el trabajador.

A partir del 1 de enero de 20141, la prestación por paternidad tendrá una duración de cuatro semanas ininterrumpidas, ampliables en el supuesto de parto, adopción o acogimiento múltiples en dos días más por cada hijo a partir del segundo.

4.3.4.5. SUBSIDIO POR CUIDADO DE MENORES AFECTADOS POR CÁNCER U OTRA ENFERMEDAD GRAVE

CNIEH

Headquarters of the National Research Centre for Human Evolution, CNIEH. Singular Scientific and Technical Infraestructure (ICTS)

Se reconoce una prestación económica a uno de los progenitores, adoptantes o acogedores, que esté trabajando, para el cuidado del menor/es que estén a su cargo y se encuentren afectados por cáncer o por cualquier otra enfermedad grave y reduzcan su jornada, al menos, un 50% de su duración, para dedicarse al cuidado directo, continuo y permanente del menor, durante el tiempo de hospitalización y tratamiento continuado de la enfermedad. Los beneficiarios deberán estar afiliados y en alta en algún régimen de la Seguridad Social y acreditar los periodos mínimos de cotización exigibles, según la edad. La prestación económica consistirá en un subsidio equivalente al 100% de la base reguladora equivalente a la establecida para la prestación de incapacidad temporal, derivada de contingencias profesionales, y en proporción a la reducción que experimente la jornada de trabajo.

4.3.4.6. PRESTACIONES FAMILIARES

Son beneficiarios de las prestaciones económicas de protección a la familia quienes residan en territorio español, no tengan derecho a prestaciones de esta naturaleza en otro régimen público de protección social y cumplan los requisitos establecidos reglamentariamente. Los extranjeros residentes en España tendrán derecho a las prestaciones en las mismas condiciones que los españoles.

prestaciones familiares

Modality and classes of family benefits

Source: Social Security Classroom. Current model and previous. Secretariat of State for Social Security, Madrid, 2012

A. Asignación económica por hijos o menores acogidos a cargo.

La prestación familiar es una asignación económica por cada hijo o menor acogido a cargo que tenga menos de 18 años. En este caso los ingresos anuales tienen que ser inferiores al límite que fija anualmente la Ley de Presupuestos Generales del Estado. También son beneficiarias aquellas familias con hijos menores de 18 años y una discapacidad de, al menos, un 33 %, o mayores de 18 años con discapacidades iguales o superiores al 65% (independientemente del nivel de ingresos de la familia). Tienen derecho a estas prestaciones todos los afiliados al Sistema de Seguridad Social. Se solicita en el Centro de Atención e Información de la Seguridad Social más próximo. Los extranjeros residentes en España tienen derecho a las mismas prestaciones que los españoles.

Las cuantías de la asignación económica para el año 2013 quedan reflejadas en el cuadro disponible en la página Web de la Seguridad Social

B. Prestación económica por nacimiento o adopción de hijo en supuestos de familias numerosas, mono parentales, y en los casos de madres discapacitadas.

Esta prestación consiste en un pago a tanto alzado de 1.000 euros en supuestos de familias numerosas, mono parentales y en los casos de madres discapacitadas. Las prestaciones económicas otorgadas por nacimiento de un hijo difieren en función del número de hijos, de la situación laboral de los progenitores y de los ingresos de la unidad familiar y son otorgadas por diferentes instituciones (Seguridad Social, Comunidades Autónomas).

A estas prestaciones se suman los beneficios del Estado para las familias numerosas de toda España, con independencia de la Comunidad Autónoma en la que residan, que vienen regulados por la Ley de Protección a las Familias Numerosas2; se concretan en:

  • Descuento en transporte por carretera (RENFE y empresas de autocares). Descuento en billetes de avión para vuelos nacionales.
  • Bonificación en las cuotas a la Seguridad Social al contratar una persona para cuidado de los hijos y del hogar.
  • Permiso de paternidad ampliado a 20 días para los padres de familia numerosa.
  • Puntuación preferente en los procesos públicos regulados por baremos: becas, admisión de alumnos en centros escolares.
  • Descuento o exención en tasas y precios públicos (derechos de examen acceso a la Universidad).
  • Descuento en entrada a museos estatales.

C. Prestación económica por parto o adaptación múltiples.

Los requisitos exigidos para ser beneficiario de la prestación económica por parto o adopción múltiples son los mismos que para la prestación económica por hijo o menor acogido, con excepción del límite de ingresos, pues no se supedita el reconocimiento del derecho a los ingresos de los beneficiarios.

La cuantía de la prestación está en función del número de hijos nacidos o adoptados. Para más información sobre los datos 2013, se puede consultar la página Web de la Seguridad Social.

D. Deducción por maternidad.

Toda mujer trabajadora que haya cotizado a la Seguridad Social percibe una ayuda de la Agencia Tributaria (Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas) de 100 Euros al mes por cada hijo menor de 3 años. Hay un folleto informativo sobre esta prestación en la página web de la Agencia Tributaria al acceder a Ciudadanos - Mínimos, reducciones y deducciones en IRPF - Deducción por maternidad También se puede llamar al Tel.: 901 200 345.

4.3.5. Indemnizaciones

4.3.5.1. PRESTACIONES POR INCAPACIDAD PERMANENTE

Se aplican en situaciones en las que el trabajador, después de haber estado sometido al tratamiento prescrito y de haber sido dado de alta médicamente ha visto disminuida o anulada su capacidad laboral. Esto dará derecho a las correspondientes prestaciones si se reúnen las condiciones  establecidas.

La incapacidad permanente se clasifica con arreglo a los siguientes grados:

  • Incapacidad permanente parcial para la profesión habitual: situación en la que el trabajador ve disminuido su rendimiento en un grado no inferior a 33 % para dicha profesión, sin impedirle la realización de las tareas fundamentales de la misma.
  • Incapacidad permanente total para la profesión habitual: situación que inhabilita al trabajador  para la realización de todas o de las fundamentales tareas de dicha profesión, siempre que pueda dedicarse a otra distinta.
  • Incapacidad permanente absoluta para todo trabajo: situación que inhabilita por completo al trabajador para el desempeño de cualquier profesión u oficio.
  • Gran invalidez: la situación del trabajador afecto de incapacidad permanente y que necesita la asistencia de otra persona para los actos más esenciales de la vida, tales como vestirse, desplazarse, comer y análogos.

Para más información, consultar la página Web de la Seguridad Social

4.3.5.2. LESIONES PERMANENTES NO INVALIDANTES

Se entiende por “lesiones permanentes no invalidantes” toda lesión, mutilación o deformidad, causada por accidente de trabajo o enfermedad profesional, de carácter definitivo, que no constituya incapacidad permanente, que altere o disminuya la integridad física del trabajador, y que esté  catalogada en el baremo establecido al efecto.

La prestación consiste en una indemnización que se concede por una sola vez, su cuantía está fijada por baremo, es compatible con el trabajo en la misma empresa e incompatible con las prestaciones de incapacidad permanente, por las mismas lesiones.

4.3.6. Prestaciones en caso de desempleo

Para poder cobrar la prestación por desempleo en España es indispensable haber cotizado a la Seguridad Social un mínimo de un año (360 días). Por dicho periodo se percibirán 120 días de prestación (4 meses). Además hay que acreditar que se está buscando empleo activamente. Para solicitar este tipo de prestación es necesario dirigirse al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), organismo autónomo adscrito actualmente al Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Para más información, es conveniente visitar su página Web .

Beneficiarios

Se pueden beneficiar de las prestaciones y subvenciones del Servicio Público de Empleo Estatal los trabajadores de la UE o del EEE (Espacio Económico Europeo) o Suiza que residan en España. Asimismo podrán hacerlo aquellos trabajadores de terceros países que residan y trabajen legalmente en España.

La prestación por desempleo / Fuente: Aula de la Seguridad Social. Antecedentes y modelo actual. Secretaría de Estado de la Seguridad Social, Madrid, 2012

Unemployment benefits. 

Source: Social Security Classroom. Current model and previous. Secretariat of State for Social Security, Madrid, 2012

Exportación de prestaciones de desempleo

Si se están recibiendo prestaciones de desempleo en algún país de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo (EEE) o Suiza éstas se pueden percibir en cualquier otro Estado del EEE (por ej. España) mientras se está buscando trabajo aquí. No obstante hay que cumplir una serie de requisitos:

  • El periodo máximo para percibir dichas prestaciones es de 3 meses, excepto en Portugal, donde se puede cobrar todo el periodo de derecho que tenga pendiente el trabajador.
  • Se tiene que haber estado a disposición del Servicio Público de Empleo de su país de origen al menos un mes antes (4 semanas).
  • Hay que comunicar a dicho Servicio Público de Empleo la fecha real de partida e inscribirse en el Servicio Público de Empleo Estatal en un plazo de 7 días contabilizados desde la partida del país de origen.
  • Es preciso traer cumplimentado el formulario U2/E 303 del país de origen (el formulario depende del país de origen).

Atención: los trámites pueden durar hasta 2 meses, por lo que es conveniente hacerlo con suficiente antelación.

  • También es conveniente traer cumplimentado por el Servicio Público de Empleo del país de origen el formulario correspondiente (U1/U301 dependiendo del país de origen), ya que si en algún momento se llega a cobrar el paro en España se tendrán en cuenta los periodos cotizados en el país de donde se proceda (con Australia existe un convenio que permite tener en consideración las cotizaciones efectuadas en dicho país).

Y viceversa, si se está trabajando en España y uno se ve abocado al paro, se pueden realizar los mismos trámites a la inversa para percibir las prestaciones por desempleo en cualquier otro país de la UE/EEE más Suiza.

Para un listado de los servicios públicos de empleo en los países de la UE antes de su ampliación, visitar la página web 

Cantidades percibidas

El importe percibido por la prestación de desempleo se fija según el promedio del sueldo que se haya estado cotizando (exceptuando horas extras) durante los 6 meses antes de estar en paro. Durante los 180 primeros días de desempleo se percibirá el 70% de dicho promedio y luego el 50%.

Tope mínimo. El importe de la prestación no podrá ser inferior:

  • Al 80 % del Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM) incrementado en 1/6 (parte proporcional de las pagas extraordinarias), cuando el trabajador no tenga hijos a su cargo.
  • Al 107 % del IPREM, incrementado en 1/6 (parte proporcional de las pagas extraordinarias),  cuando el trabajador tenga al menos un hijo a su cargo.

Tope máximo. El importe máximo de la prestación está en función del número de hijos a cargo del beneficiario.

  • Sin hijos será el 175 % del IPREM incrementado en 1/6 (parte proporcional de las pagas extraordinarias).
  • Con un hijo menor de 26 años a su cargo, el 200 % del IPREM incrementado en 1/6 (parte proporcional de las pagas extraordinarias).
  • Con dos o más hijos menores de 26 años a su cargo, el 225 % del IPREM incrementado en 1/6 (parte proporcional de las pagas extraordinarias).

En el primer pago del subsidio se descontará el importe correspondiente a 10 días, que se percibirán en el último pago. Durante la percepción de la prestación el trabajador cotizará a la Seguridad Social por el 100% del importe de la cuota que le corresponda, que se le descontará de la prestación.

Para una información más completa consultar la correspondiente página web.

Pérdida de derechos de desempleo

Hay varias causas por las que se pueden suspender los derechos de desempleo:

  • Trabajar para otro o para uno mismo mientras se está percibiendo el subsidio de desempleo.
  • No renovar la demanda de empleo en el Servicio Público de Empleo Estatal en las fechas fijadas.
  • Rechazar un empleo.
  • Negarse a participar en trabajos de colaboración social, programas de empleo, o acciones de promoción, formación o reconversión profesional.
  • No comparecer en las agencias de trabajo concertadas ni entregar el justificante de que se ha acudido a ellas.

4.3.7. Más información: Gestores de prestaciones

La Administración garantiza las prestaciones sociales a través de varios organismos dependientes del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) es la entidad gestora de carácter estatal, que está encargada de atender todas las prestaciones económicas de la Seguridad Social, excepto las pensiones no contributivas, el desempleo y el Régimen Especial de los trabajadores del mar.

Para mayor información contactar con:

Instituto Nacional de la Seguridad Social
C/ Padre Damián, 4 y 6
28036 Madrid
Tel.: 91 568 83 00

El Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) es una entidad gestora de la Seguridad Social encargada de gestionar las pensiones no contributivas, y de llevar a cabo servicios sociales complementarios a los que lleva a cabo el Sistema de Seguridad Social relacionados con discapacitados, personas de la tercera edad, refugiados y migrantes. Todas las competencias del IMSERSO han sido transferidas a las Comunidades Autónomas, excepto en el caso de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Para mayor información contactar con:

Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO)
Avda. Ilustración s/n., con vta. a c/ Ginzo de Limia, 58
28029 Madrid
Tel.: 901 109 899
E-mail: buzon@imserso.es

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) es el Organismo Autónomo, dotado de  personalidad jurídica propia para el cumplimiento de sus fines y adscrito al Ministerio de Empleo y Seguridad Social, a través de la Secretaría de Estado de Empleo, que tiene como principales competencias:

  • La gestión y el control de las prestaciones por desempleo.
  • Mantener las bases de datos que garanticen el registro público de ofertas, demandas y contratos, mantener el observatorio de las ocupaciones y elaborar las estadísticas en materia de empleo a nivel estatal.
  • Llevar a cabo investigaciones, estudios y análisis sobre la situación del mercado de trabajo y los instrumentos para mejorarlo, en colaboración con las respectivas Comunidades Autónomas.

Para mayor información contactar con:

Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE)
Calle Condesa de Venadito nº. 9
28027 Madrid
Tel.: 901 119 999

(1) La Ley 9/2009, de 6 de octubre, de ampliación de la duración del permiso de paternidad en los casos de nacimiento, adopción o acogida, fue modificada Posteriormente para retrasar su entrada en vigor hasta el 1/01/2014

(2) Ley 40/2003, de 18 de noviembre, de Protección a las Familias Numerosas (BOE núm. 277 de 19 de noviembre de 2003)

Última Modificación: 13 enero 2015 15:36:50