4.1. Las relaciones laborales en España

El Estatuto de los Trabajadores1 rige las relaciones laborales individuales y colectivas, regulando tanto las formas y modalidades de contratación, las causas de despido y sus posibles indemnizaciones, las coberturas por desempleo y las pensiones. El Estatuto, que ha sufrido diferentes reformas y modificaciones a lo largo de los años, consta de tres grandes apartados: el de las relaciones individuales, el de las relaciones colectivas y, por último el que regula la negociación colectiva. Dicha negociación se lleva a cabo entre los representantes de la patronal, organizados en su mayor parte en la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) y en la CEPYME (Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa); y los representantes de los trabajadores, los sindicatos, con la finalidad de alcanzar convenios colectivos en los que se establecen las condiciones laborales para un determinado sector económico (convenios sectoriales) y las condiciones asociadas al ámbito de una empresa concreta (convenios de empresa).

(1) Real Decreto legislativo 1/1995, de 24 de marzo (BOE núm. 75 de 29/03/1995)

Última Modificación: 12 enero 2015 13:06:59